Seguidores

jueves, 5 de mayo de 2011

Es mayo mes de María y mes de las Madres

"A tus pies Señora, cansado llegué..."            Como iniciar esta entrada sin dejar de emocionarme ¿?. Motivos dobles en realidad.  Este mes en mi ciudad se inicia con el primer día dedicado a "María", bueno para las amigas que me siguen "Ella es la MAMITA DE CHAPI", patrona y señora de mi "Blanca ciudad". Todos los 1ros de mayo se celebra su festividad la cual es masivamente concurrida, la peculiaridad es que ella no está en la ciudad si no en un desértico lugar llamado Chapi a 60 Kms. de la ciudad.
Todos los años sus fieles devotos hacemos una peregrinación ya sea en movilidad hasta el mismo Santuario, caminando desde la ciudad o haciendo un poco de ambas cosas, vale decir en movilidad hasta mas allá de medio camino un lugar llamado "Siete toldos" y de allí a pie hasta el Santuario. Aquí  pueden leer más de la historia.
Como todos los años (a excepción del anterior), mi fe nuevamente me lleva a los pies de "Mi Madre" por caminos agrestes que se parecen mucho a la vida misma, tropezando, cayendo y levantándome, acompañada por un familiar u amiga, o con la sola compañía de "Ella".

Para que tengais una mejor idea, la distancia al Santuario es de 60 kms., en bus se hace en 2 horas, a pie desde la ciudad el recorrido dura 14 horas caminado a buen paso y sin descansar, sorteando cerros empinados llenos de espinos, quebradas profundas con piedras de cantos rodados que descuidan al mejor caminante, pampas de arena que dificultan el avance y lo mejor de todo "la ruta se hace de noche".
Claro que esto al peregrino fiel no le amilana por que la divisa es llegar a los pies de la "Mamita".  Se hace el sacrificio por diversos motivos, se piden favores y bendiciones, se cumplen promesas, o se agradece por la salud propia o de un familiar, la Mamita no desoye ninguna de las peticiones.
Todos los años la devoción crece y los fieles se incrementan, para este año "La Mamita", recibió la visita de más de 150 mil personas, que llegan desde distintos puntos del país y del extranjero.
Como ven el camino es muy accidentado, aunque este año no es tan ingrato a los ojos pues las lluvias que abrumaron mi ciudad dejaron lo suyo, ahora luce así, con muchas flores de colores y perfumes deliciosos.
De adolescente solía hacer el recorrido a pie desde la ciudad tal cual es la costumbre, recuerdo en particular la primera vez fue cosa de juego, "craso error", pues el camino es muy duro y  literalmente llegué de rodillas a sus pies, (el canto a la Virgen de Chapi en una de sus estrofas dice:  ... "de rodillas vengo a besar tus pies..."), y creánme que no fui la única y aun ahora no lo soy.
En cierta parte del camino denominado Hornillos hay un "Cerro de piedras" que los penitentes contribuyen en aumentar año tras año, "Tres Cruces".
En un recodo del camino están las tres cruces a cuyos pies se debe depositar una piedra del tamaño del que el peregrino considere que son sus culpas, largas colas se forman para dejar "los pecados" y orar y pedir perdón.
Lo curioso es que tal vez en un inicio el recorrido llevando una pesada piedra no era muy largo pero ahora el camino circundante está limpio de estas y cada vez se debe traer de mas lejos a una de ellas.
En "Tres Cruces", el peregrino se puede dar un pequeño descanso (no muy largo, puesto que las piernas se entumecen y aun falta mucho por caminar), beber agua, café, comer algo rápido y partir.
Como les decía, en mi adolescencia solía hacer este camino al lado de mi hermano y algunos de sus amigos.  Con el tiempo y las responsabilidades ya no fue posible hacerlo, (es aconsejable hacer la caminata de noche, puesto que durante el día con el sol es casi imposible, se debe salir de la ciudad el día 29 de abril al rededor de las 6pm. y caminar toda la noche para llegar al Santuario al rededor de las 8am del día siguiente, descansar y asistir a los actos de celebración de la víspera, siendo la fecha central al día siguiente 1ro de mayo).
El terremoto del 23 de junio del 2001 dañó gravemente la estructura de la iglesia por lo que tuvo que ser derruido, actualmente se encuentra en construcción un ambicioso proyecto para hacer la Basílica más grande de latino américa, el costo es alto, lo cual lo frena mucho.
Esta imagen corresponde a la de este año, tal cual es su costumbre "Ella" espera a sus "hijos" en el ingreso al Santuario, tal como lo haría cualquiera de ustedes que son madres al esperar a uno de sus hijos que viene de lejos y muy cansado.  Es ataviada con el sombrero de campesina, ella y el niño que lleva en brazos, para cubrirse del sol y suele llevar un bastón en la mano, el bastón del caminante.
De más está decirles que la emoción es grande, una lleva a cuestas muchas penas, sin sabores, desiluciones, rencores, que se mezclan con el cansancio del camino, el dolor de las caídas, el hambre y la sed... ¡pero todo se disuelve en un segundo cuando la ves...o ella te ve!
El frío por la noche es inclemente, muchos llevan carpas y mochilas llenas de abrigo, cualquier lugar es bueno para hacerse un campito y descansar.
Durante toda la noche se celebran actos litúrgicos, dando la bienvenida a los peregrinos y bendiciendo la partida de otros que ya se van, hay cantos, hay oraciones, hay bendiciones, y mucha gente que llega y otra que se va, a pesar de que la noche es muy movida, hay mucha paz, puesto que no hay lugar más perfecto para dormir que bajo la mirada de la "Mamita de Chapi".
La mañana despunta y los peregrinos siguen llegando, es día de fiesta y se durmió muy poco, ¡no importa!.
A mi ya me llegó la hora de partir, y junto a mi esposo, nos despedimos de la "Mamita", y recibimos su bendición.




Nos llevamos estos deliciosos y tradicionales panes que ya fueron bendecidos, para la familia que no pudo venir y para los amigos que siempre te dicen ¿vas a Chapi?, ¡rezas por mi!.




CANTO A LA VIRGEN DE CHAPI

A tus pies Señora
cansado llegué
cercado de angustias
y de penas mil.
Hay dulce María
de mi corzón
Tu eres la esperanza
de mi salvación.
Sólo en tu mirada
hallo dulce paz
esa paz que el mundo
no me puede dar.
De rodillas vengo
a besar tu pies
y a pedir consuelo
para mi dolor
Ya que de tus ojos 
he de carecer
dadme de limosna
vuestra bendición
Sin padre, sin madre
a donde iré a dar
a ti como madre
mis quejas daré.
Adios madre mía 
ya voy a partir 
por esos caminos
cuanto iré a sufrir
Postrados estamos
tened compasión
de tus peregrinos 
que van a partir
Danos madre mía
vuestra bendición
que en este momento 
vamos a partir
Mi reina de Chapi
tened compasión
y permite madre
que te vuelva a ver


6 comentarios:

Marta Isabel dijo...

Gracias por compartir algo tan bello amiga!! cariños

Luzdelunna dijo...

precioso reportaje cariño gracias por enseñarnoslo
besos

Diosaoasis dijo...

Nunca he ido pero me gustaria gracias por mostrar las fotos lindas y se ve que es un trayecto grande pero vale la pena.

Saludines buen dia amiguita.

Romi-damelalata- dijo...

¡qué lindo! me he emocionado un montón leyendo tu relato, es precioso cómo lo cuentas.
un beso corazón!

Titi dijo...

Que lindo amiga!!! definitivamente la fé puede hacernos cada vez mejores seres humanos...

Rosy dijo...

Què bello, cuànta fe y què emotivo todo lo que nos cuentas!!! Gracias por compartirlo!
Besitos y que tengas una linda smana!!!